Sinmarc, la marca que no quería serlo

sinmarc

En la España del desarrollismo, época de convivencia de un régimen cerrado que sin embargo quería abrirse en lo económico, nace el fabricante de amplificadores Sinmarc («Sinmarca»), uno de los casos de branding más interesantes de nuestro país.

Allá por 1966, año en que empieza su andadura, adquirir un equipo de música importado no era asunto fácil por disponibilidad ni estaba al alcance de cualquier bolsillo. Sinmarc tomó como referencia los productos más vendidos de los fabricantes americanos —principalmente Fender— y con sus ingenieros los fabricaban con la técnica artesanal del soldado punto a punto. Así los músicos en ciernes llegaban los fines de semana al taller acompañados de sus padres para llevarse a plazos una magnífica versión ibérica de un «Black face».

En los ochenta, el auge de la tecnología del transistor y las producciones en masa asiáticas, provocan una crisis en la compañía que no obstante se mantiene fiel a sus procedimientos artesanales. En años recientes los músicos vuelven a mostrar su preferencia por la vieja tecnología de válvulas, mucho más cálida en sonido y rica en armónicos, y Sinmarc vive una segunda juventud, no solo como fabricante de equipos de calidad, sino que sus amplificadores de los sesenta y setenta se convierten en codiciadas piezas del mercado de segunda mano con una nueva generación de músicos que además de buscar el Santo Grial del tono valvular anhelan el aura mítica de un producto salido directamente de la era de la rebeldía a golpe de guitarra.

Desgraciadamente la empresa no ha sido capaz de sobrevivir a la crisis actual y con ella — de forma similar a Derbi— se va una marca con un activo enorme. Hay mucho que comentar acerca de como una marca alcanza ese status de admiración incondicional pero en este caso es igualmente notable el hecho de como una marca que no quería serlo se convierte en una marca de culto.

Pero el intento de Sinmarc de «no tener marca» era desde el principio un objetivo abocado al fracaso. La razón principal es que su referente americano sí que estaba preocupado en crear una marca y desde el momento que los catalanes deciden seguir sus pasos, más allá de adaptar o fusilar sus circuitos y esquemas técnicos en esa imitación también están adoptando las estrategias y elementos estructurales propios de creación de valor de marca de un producto. A pesar de ser una imitación en acabados, materiales y demás rasgos externos, en el momento que Sinmarc firma con su nombre el producto, la semilla está sembrada, incluso si este nombre quiere ser un no-nombre, la ausencia de marca, el no-logo. Pero hasta en esto su celo por hacerlo tan bien como los americanos traicionó sus intenciones; la placa que adorna el frontal de la rejilla es igualmente una imitación del estilo de Fender… pero NO es Fender, es Sinmarc, aunque esté representado con el mismo estilo tipo-gráfico. La palabra se convierte en nombre y con la historia se transforma en marca, incluso en mito.

Sinmarc es un ejemplo perfecto de como es la estructura la que determina el comportamiento; si adoptas (aunque sea por imitación) la estructura de una marca, entonces estás encaminado indefectiblemente a convertirte en una.

About Valentín Iglesias

Consultor de marca, diseñador y guitarrista de jazz.

6 comments

  1. Tengo la certeza de que ha nacido un blog de gran interés. El enfoque de Valentín de plantear comentarios sobre las marcas “desde una perspectiva sistémica y con temas que quizá no pertenecen a la actualidad diaria”, promete -conociendo la admirable forma de trabajar de su autor- contenidos para la reflexión llenos de rigor y atractivo.
    ¡Enhorabuena Valentín!

  2. Muchas gracias Emilio, la suerte es contar con personas como tú; entre todos iremos arrojando luz e ideas sobre nuestra profesión y sobre temas muchas veces mitificados, los cuales creo que se pueden abordar desde un enfoque de rigor, como bien dices, y despertando interés por esta disciplina.

  3. Diego Sendín

    ¡Enhorabuena Valentín!

    Ha nacido un nuevo e interesantísimo blog, estoy expectante.

    Un saludo, hablamos pronto.

  4. Eres bienvenido Diego y me sentiré afortunado de contar con tus aportaciones. Un abrazo

  5. hola! Yo también he conseguido rescatar un cabezal Sinmarc y por mucho que dure. Son trozos de historia. Tengo una duda, ¿qué grupos usaron esta marca? Me gustaría escuchar el sonido que se le sacaba en su momento. Un gran blog.Gracias.

    • Creo recordar haber visto en Youtube algún vídeo antiguo de Triana con los Sinmarc. En aquella época es posible que una gran cantidad de grupos de diferentes estilos los usaran debido a que no había grandes alternativas a ellos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: