La marca llamada «YO», tu activo más importante. Parte II (variables)

Parts

En esta segunda entrega abordamos los primeros pasos para la gestión de nuestra marca en el contexto profesional. Para ello lo haremos de forma práctica explicando la construcción de un modelo de gestión dinámica de sistemas complejos.

El primer paso es identificar los elementos que componen el sistema complejo de marca personal, estos elementos llamados variables son los ladrillos con los que construiremos el modelo y cuyos niveles (estado) son susceptibles de experimentar cambios a través del tiempo, bien por acción directa sobre las mismas o bien por efecto de la interacción y deriva del sistema sin mayores intervenciones externas que las condiciones cambiantes del contexto. En el caso de la marca personal son el conjunto de factores que atañen al problema en sí, desde cuestiones personales, de carácter, vocación, intereses, hasta la situación personal y familiar.

Una distinción fundamental acerca de las variables es saber sobre cuales de ellas podemos ejercer una acción directa y deliberada y cuales, por contra, no es posible modificar sus valores ya que estos vienen dados como resultado de la interacción de otras variables del sistema. El grado de aleatoriedad es otro factor a tener en cuenta ya que en igualdad de condiciones, una variable  muy aleatoria tendrá un rango de oscilación mayor y por lo tanto un comportamiento más difícil de fijar. En realidad casi todas las variables presentan un cierto grado de aleatoriedad, pero en favor de un análisis más estable y por no añadir complejidad a los modelos es recomendable que aquellas variables poco aleatorias sean consideradas como estables. Esta primera clasificación nos sirve para reconocer que determinados factores como la reputación o la empleabilidad son variables objetivo cuyos valores tenemos que modificar a través de otras variables que actúan como palancas. Este hecho obvio es en realidad la clave para entender como funciona nuestra marca personal y, más importante, como podemos gestionarla efectivamente.

A continuación y tratando de dar cabida a una casuística lo más universal posible describimos las distintas variables que componen el sistema de marca personal. A efectos prácticos se trata de que cada persona defina su situación particular en relación a cada una de esas variables, que concrete su estado presente en un punto situado en una escala que iría desde el valor mas desfavorable hasta el óptimo .

Variables del sistema de marca personal

Visión

Es la idea central que resume el propósito existencial y recoge todo aquello que queremos llevar a cabo como objetivos vitales y profesionales los cuales definen nuestra aportación a la sociedad como individuos. Su escala de valoración va desde la indeterminación absoluta y la falta de concreción, pasando por un estadio intermedio de una definición media o generalista hasta su límite máximo que correspondería con una visión definida hasta sus últimos detalles. Véase que aquí no es tan importante el contenido de esa visión sino su grado de claridad y concreción; es decir, no es tan relevante la originalidad del propósito como la determinación precisa del mismo. Podemos modificar el nivel en que nos encontremos, es decir tenemos la capacidad de actuar directamente sobre esta variable y su comportamiento en el tiempo no presenta aleatoriedad.

Alineamiento

Afinidad y compatibilidad entre la visión y las circunstancia personales y vitales actuales. También se puede expresar como el grado de concurrencia de objetivos personales y profesionales a largo plazo con los intereses y necesidades de la ocupación actual, sea esta por cuenta propia o ajena. El rango de niveles posibles estaría desde un desacuerdo o incompatibilidad extremo hasta una afinidad total pasando por todos los estadios intermedios. No podemos modificar sus valores en tanto que el alineamiento es resultado de la interacción de otras variables y tampoco tiene un comportamiento impredecible o en todo caso su grado de aleatoriedad es muy bajo.

Nivel de motivación

Interés, deseo o ambición personal en favor de la consecución de los objetivos marcados  por la visión. La motivación en sus distintas facetas es una combinación de pasión, convicción, atracción, determinación en los propósitos y compromiso con los mismos. En cada persona dominará alguna de estas características sobre las demás pero el conjunto dará como resultado la fuerza interior y el impulso para satisfacer las ambiciones y metas marcadas. En definitiva, es la fuerza motora necesaria para la acción. Sus niveles podríamos situarlos desde una motivación muy baja hasta un grado muy alto. es una variable sobre la que podemos trabajar y actuar directamente y es muy poco impredecible en su comportamiento.

Valores

Son el conjunto de creencias que rigen la conducta personal y profesional, definen las líneas de lo que se acepta como tolerable y marcan el nivel de excelencia. Si la visión apunta hacia el qué, los valores definen el como. Por su relación con el propósito vital, en esta caso lo más relevante no es tanto cuales son esos valores, sino su grado de concreción oscilando desde muy ambiguos hasta muy definidos; el grado de concreción es lo que dota de capacidad rectora (efecto directo) sobre la conducta mientras que el contenido de dichos valores marca la dirección en la que se desarrolla dicha conducta. Su nivel es modificable en tanto que podemos trabajar y actuar directamente sobre ellos y no presentan un comportamiento impredecible.

Edad

Es una variable cuyos valores no podemos modificar a voluntad y totalmente predecible. En el terreno laboral la escala de medida se sitúa por término medio entre los 20 y los 65 años, rango medio que se corresponde con la vida laboral y que, a diferencia con otras variables, el punto óptimo no está en el valor máximo o mínimo sino que está en la mitad, hacia los 40 años, siendo los 20 un valor menos favorable al igual que lo son los 65.

Años de experiencia

Al igual que con la edad es una variable sobre la que no podemos satura directamente para modificarla, no presenta grado alguno de aleatoriedad y sus niveles estarían entre la falta total de experiencia y una experiencia superior a diez años como grado óptimo. Por encima de este valor y por término general la acumulación de mayor experiencia no supone una mejora.

Red de contactos

Conjunto de personas que conforman nuestro ámbito de relación y conocimiento personal o profesional, las cuales pueden facilitarnos el acceso a nuevas oportunidades o simplemente ayudar a crear nuestra reputación e imagen de marca por la opinión que tienen de nosotros. Sus niveles irían desde una red muy pequeña a muy grande y es una variable sobre la que podemos actuar directamente y tiene un comportamiento muy poco impredecible.

Competencia y especialización

Engloba el nivel de educación y formación, así como también el grado de destreza y especialización alcanzado en el desempeño profesional. Iría desde muy baja hasta muy alta como límite superior óptimo, podemos trabajar directamente sobre ella y no es aleatoria.

Cotización salarial

Valor en el mercado profesional bien sea por cuenta propia o ajena. Desde muy baja a muy alta, podemos modificar a voluntad sus valores y no es impredecible.

Gastos totales anuales

Desde muy bajos a muy altos (en cada caso personal estos valores corresponde a cifras distintas), podemos actuar sobre la variable y es poco impredecible.

Nivel de endeudamiento

Desde nulo a muy alto, podemos actuar sobre ello y no es aleatorio.

Estabilidad laboral

Indicador de la estabilidad de la empresa para la que se trataba (propia o ajena), del propio puesto que se ocupa o del sector de actividad en general. Recoge también el concepto de peligro de sustitución, bien sea por acción de personas o por cambios tecnológicos o de paradigma. Dependiendo de estas consideraciones su grado de impredecibilidad será mayor o menor debiéndose editar para ajustar a cada caso. No podemos modificar sus valores directamente y la escala iría desde muy baja a muy alta.

Vida personal y familiar

Intereses propios, aficiones, y demanda del entorno personal. Dependiendo de cada persona estos factores personales pueden ser una fuente de estabilización emocional y motivación extra o bien estar en conflicto con sus objetivos profesionales, yendo unos en detrimento de lo otros. Podemos actuar directamente y no tiene un comportamiento aleatorio. Su escala iría desde muy baja muy intensa.

Movilidad geográfica

Libertad y disposición para viajar o establecerse en otros lugares bien temporal o permanentemente con el fin de aprovechar una oportunidad profesional. Podemos modificar sus valores. Su escala iría de muy baja a muy alta.

Libertad financiera

Capacidad de mantener el nivel actual de gastos corrientes sin necesidad de percibir ingresos por rentas del trabajo, dicho en otras palabras: cuanto tiempo podemos permanecer sin tener ingresos regulares procedentes del ejercicio de la actividad profesional. El punto más desfavorable de la escala estaría en un rango inferior a un año y el óptimo de la escala a partir de ocho años. No podemos modificar sus valores y no es impredecible.

Responsabilidad del cargo

Es independiente del tamaño de empresa o de la ocupación y va desde muy baja a muy alta, no es modificable y tampoco aleatoria.

Talento y cualidades especiales

Aptitudes innatas que favorecen el desempeño de la actividad elegida. Incluye también rasgos especiales del carácter u otros tipos de inteligencia (social, emocional, espacial). Va de muy escaso a muy alto, no podemos actuar sobre la variable y no presenta aleatoriedad.

Liderazgo

No es necesario tener el puesto de jefe para ser un líder; el liderazgo es la capacidad de ejercer influencia en el entorno inmediato, bien sea sobre los iguales, subordinados o superiores para obtener apoyos y movilizar recursos y voluntades en favor de un objetivo dado. Va desde mu bajo a muy alto, podemos modificarlo y no es impredecible.

Calidad del desempeño

Nivel de excelencia y estándares de calidad que caracterizan el desempeño profesional y que se ven reflejados en el resultado final del trabajo realizado. Va desde deficiente a sobresaliente, podemos modificar su valor y no es impredecible.

Productividad

Indicador de eficiencia que relaciona la cantidad de recursos utilizados (entre ellos principalmente el tiempo) y la cantidad de producción conseguida. Desde muy baja a muy alta, podemos modificar sus niveles y no es aleatoria.

Adaptabilidad

Disposición y aptitudes para desempeñar labores distintas o incluso reinventarse completamente dentro de la propia empresa, de la profesión o cambiando totalmente de sector y ocupación, aceptando incluso ofertas salariales inferiores etc. Va desde muy baja a muy alta, podemos modificarla directamente y no es aleatoria.

Empleabilidad

Es una de las variables objetivo del sistema por definición. Representa el grado de atractivo para posibles empleadores o clientes frente a otros candidatos. en definitiva, nuestro atractivo laboral. Oscila entre muy baja y muy alta, no podemos modificar directamente sus niveles y no es impredecible.

Reputación

Es la otra variable objetivo clave y se refiere a la imagen de consenso acerca de la cualidades, ética personal y desempeño profesional. Es el equivalente a la imagen de marca referida al individuo o profesional. Va de muy mala a muy buen, no podemos modificarla directamente y tiene un grado de aleatoriedad entre bajo y medio.

Comunicación y relaciones públicas

Capacidad para exponer las propias ideas de forma comprensiva, elocuente y persuasiva de forma oral o escrita. Incluye también la desenvoltura en relación con medios de comunicación, redes sociales y demás canales de comunicación. Va de muy mala a muy buena, podemos modificarla y no es impredecible.

Atractivo personal

Carisma, atractivo físico, estilo personal y en general el conjunto de cualidades y rasgos de personalidad que hacen que una persona sea considerada atractiva. Se mueve entre muy bajo y muy alto, podemos modificar sus niveles y no es impredecible.

Demanda de la profesión

Refleja el tamaño del mercado, las oportunidades que presenta y a la necesidad inminente de mano de obra; un mercado de generase mucha actividad económica pero fuera muy poco intensivo en mano de obra sería valorado negativamente desde este punto de vista. De muy baja a muy alta, no podemos modificarla y su grado de aleatoriedad es bajo o medio dependiendo de la profesión.

Presión de los competidores

Referido genéricamente a la cantidad de posibles candidatos alternativos y a su nivel de desempeño que caracterizan el sector donde realiza su trabajo. Va desde muy baja a muy alta siendo el grado óptimo el inferior de la escala (muy baja), no podemos modificar sus valores y no es impredecible.

Ciclo económico

Condiciones económicas macro y estado general de la economía, va desde muy recibo a muy expansivo siendo este extremo de la escala el más favorable y cuyos valores no podemos modificar al tratarse de una variable exógena. Su grado de aleatoriedad es bajo.

––––

En la siguiente entrega de esta serie trataremos la forma en que las variables se relacionan entre sí y como se forman los ciclos causales que generan cambios en el sistema, nos ayudan a comprender el funcionamiento del mismo y que, por tanto, son el vehículo para ejercer cambios en la dirección deseada.

About Valentín Iglesias

Consultor de marca, diseñador y guitarrista de jazz.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: