Creatividad e incertidumbre

loading

En mi experiencia como docente en Grado en Diseño he podido comprobar que la creatividad es algo raro incluso en personas y ocupaciones cuya materia prima supuestamente es el pensamiento creativo aplicado a la resolución de problemas. Durante este tiempo he visto también como los individuos más creativos, siendo personas diversas en talento y personalidad, sin embargo comparten un rasgo común: la tolerancia ante la incertidumbre. Este tipo de personas pueden convivir mejor con el hecho de no haber encontrado una solución «todavía», y es esa prolongación del espacio para considerar alternativas sin la presión de la entrega la que hace que las ideas desarrolladas por este tipo de individuos sean de una calidad superior y una profundidad conceptual mayor.

Entorno a la creatividad existe una amplia mitología y teorías de lo más diverso; desde quienes apuntan a que es algo totalmente innato en unos pocos afortunados y por tanto restrictivo para el común de los mortales, a quienes sostienen que en realidad es una habilidad que se puede cultivar como cualquier otra. Mi opinión es que ambos puntos son correctos, de la misma forma que por practicar ocho horas diarias uno no se convierte en un violinista de éxito si no tiene un gran sentido musical, lo mismo sucede con aquellos que sí que lo tienen y sin embargo no lo desarrollan mediante una práctica constante. Pero más allá de estas consideraciones, para mi el factor clave no es tanto el talento innato o la disciplina en la práctica, sino una cuestión de actitud y esa capacidad de vivir confortablemente con la exigencia de dar respuesta a un problema dado sin que eso suponga tener que aportar una solución inmediata. La persona que actúa de esta manera, en realidad disfruta con el proceso de llegar a la idea más que con la idea misma; en su mente juega con diversas alternativas, incluso sabiendo que algunas de ellas pueden tener poco sentido. Es esa actitud de jugar con los pensamientos y las opciones es la que convierte la presión en disfrute; hay algo gozoso en esta exploración no totalmente condicionada por encontrar un punto final. Y normalmente es ahí, en estos recovecos del pensamiento, en estas combinaciones extrañas de conceptos aparentemente incompatibles donde surge la chispa de la idea brillante.

Por supuesto, este tipo de personalidades son controvertidas y a veces difíciles de manejar en situaciones donde la presión de una solución a tiempo pesa mucho; de hecho, los individuos creativos suelen ser difícilmente gestionables, especialmente cuando esta tarea corresponde a personas totalmente enfocadas en el cumplimiento del objetivo, el clásico conflicto entre visionarios y ejecutores. Ambas figuras son necesarias y el reto para cualquier organización es saber dotar a cada uno del espacio necesario para desarrollar sus capacidades con el menor grado de conflicto posible.

About Valentín Iglesias

Consultor de marca, diseñador y guitarrista de jazz.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: